"Aquí, como en el acto religioso, en el amor, en la acción moral y en el conocimiento, me trasciendo a mí mismo y en ninguna otra actividad logro ser más yo" (C.S. Lewis)




"...con la sensibilidad de quien no tiene piel y lo siente todo, pero aguanta el golpe para contarlo." (Manuel Rivas, Las voces bajas)






martes, 28 de junio de 2011

Crónicas de Nancy (I) o libros que salvan vidas



Casi siempre llevo connmigo un diario en el que anoto todas las impresiones de las cosas que pasan a mi alrededor. Esta vez, he pensado que me gustaría compartir esas impresiones con vosotros y, así, sentiros cerca ahora que me siento lejos.  Aquí está la primera entrega. Continuará...

 
23 de junio de 2011

Encontrarse sola en la estación de tren de una ciudad que no es la tuya, cuando el sol ya se ha ido a dormir junto a los taquilleros que deberían ser capaces de darte una solución o un consuelo, no es una experiencia bonita. Como no lo es que tu avión llegue tarde y el autobús se haya marchado y te encuentres en medio de la nada sin saber a quién pedir ayuda y previendo ya la oscuridad y el frío de una estación de tren en la noche. No, no es una experiencia bonita, ni la mejor forma de empezar un viaje; así que voy a suprimir el pasaje de las lágrimas y el miedo para centrarme en el asunto principal de esta historia: “cómo un libro, de nuevo, me salvó la vida”. Era un libro recién regalado, entre cuyas páginas llevaba la flor malva que le sirvió de envoltorio y un trébol de cuatro hojas. Empecé a leerlo en el tren que me llevaba de “en medio de la nada” a Garé de Nord y uno de los primeros temas que trataba era: “¿Qué es un problema?”. Uno de los personajes comparaba el problema con una puerta que se encuentra en tu camino y cuya llave necesitas encontrar para poder seguir adelante:
-           -¿Y todos son capaces de abrir la puerta?
-          -Si estás convencido de que puedes hacerlo, lo más probable es que lo consigas. Pero si crees que no puedes, es casi seguro que no lo lograrás.

Seguía hablando de cómo los problemas resueltos ayudan a crecer y nos enseñan cosas. Algo de eso debía de quedar en mi mente cuando llegué a Garé de L´Est y  mi tren se había marchado sin mí.
Como lo prometido es deuda, voy a suprimir el pasaje de las lágrimas y la angustia hasta que encontré un hotel donde pasar la noche.
La cuestión es que el amanecer siempre llega. Y, al día siguiente, a las siete de la mañana, estaba ya en mi nuevo tren, camino a Nancy, con un café con leche y mucha azúcar, música de fondo y mi libro entre las manos. Seguía hablando de amor, de ternura, de amistad…mientras el sol iba subiendo y yo entreveía los campos verdes del este de Francia.
Cuando las fuerzas me lo permiten, me gusta intentar ver qué hay de bueno detrás de algo malo, cuál el sentido de que pasen algunas cosas, qué es lo que se puede aprender de este problema… Esta vez, un amanecer agradable, un poco de música y, sobre todo, un libro me hicieron fácil el verlo. El libro era “El regreso del Jóven Príncipe”. No puedo compararlo a “El Principito”, porque el niño del pelo de trigo es incomparable, pero es el libro que, en esta ocasión, me salvó.

jueves, 23 de junio de 2011

Un poco de poesía silenciosa para esta semana



Es la poesía de los instantes silenciosos,
susurrantes,
callados.

Momentos insinuados
como la respiración del viento,
sugerentes,
como la llamada de la lluvia,
sosegados,
como acurrucarme
y esconderme en tu cuerpo,
la tarde de un domingo repetido.


domingo, 19 de junio de 2011



No puedo decir que te quiero.
Las palabras repetidas no tienen sentido
y yo ya he dicho te quiero demasiado.
No sé  bien cuál es el gesto, cuál es la palabra inédita...
Ni siquiera el amor es el mismo:
tú y yo ya pasamos demasiadas fronteras.

Es cuestión de palabras y no obstante

casi siempre lo arbitrario es inexacto.

Es cuestión de palabras

y no obstante

quisiera decirlo más allá de los signos
con la certeza con la que se siente el dolor,
con la premura con la que se siente la rabia;
con toda la imperiosidad de lo instintivo.

Tal vez, haciéndote sentir
la presión de mis dientes en tu espalda o
el roce de mi lengua en tus heridas.

Tal vez, dejándote entrever
mi perfil más vulnerable,
donde se esconden mis cicatrices
donde tendrás que dar el golpe
cuando decidas.

domingo, 12 de junio de 2011

Otra forma de arte




Como me gusta rodearme de todo tipo de buenos artistas, a veces, me encuentro con sorpresas como ésta.
Hoy, he sido una marioneta. Toda una experiencia.






Sunshine Award


Hace alrededor de dos años abrí este blog, este espacio de poesía y alma, “Alma soñada”. En aquel momento, lo que buscaba era facilitar a aquellos que me preguntaban qué escribía una pequeña muestra, unas pinceladas de lo que soy como escritora o poeta o, simplemente, como persona que encuentra  en los versos una forma de embellecer las cosas.

Más adelante, porque la vida te lleva a veces por caminos inesperados, tuve que estudiar un poquito esto de los blogs, y Lorenzo Silva (http://lorenzo-silva.blogspot.com/), Álvaro Muñoz Robledano (http://amrstur.blogspot.com/; cerrado, de momento) y Julio Castelló (http://juliocastello.blogspot.com/) me hablaron de comunicación directa con el lector, de espacios donde encontrarte con otros, de “laboratorios” de nuevas formas.  En mi blog recién nacido, yo aún no veía nada de eso.

Ahora, han pasado dos años, y el blog se ha vuelto sala de estar, tablón de anuncios, lugar de tertulia y discusión, confidente, vida…un lugar necesario que es, en sí mismo, todo un premio. Y, sin embargo, el otro día me encontré con ilusión que la poeta Noemí Trujillo (http://noemitrujillo.blogspot.com/) había elegido mi blog, junto a otros once, como merecedor del premio Sunshine Award. Un premio siempre alegra, pero el premio que te da ese otro escritor que encuentra en tu pequeño remanso de paz algo que premiar, gusta aún más. Gracias, Noemí.

Ese premio tiene algunas gratas condiciones y una de ellas es proponer para el premio a otros doce blogeros, a otros doce autores. Es una difícil cuestión a la que he estado dando vueltas unos cuantos días, pero, finalmente, he decidido apostar por doce blogs que aúnan distintas artes (como los collages, de Ana Cibeira; las fotografías de Fernando del Moral y, cómo no, la poesía, siempre). Así que estas son mis propuestas:

Revista Otras Palabras: http://revistaotraspalabras.blogspot.com/
Carmen Herrro: http://carmherrero.blogspot.com/
Rocío Santisteban: http://rociosantisteban.blogspot.com/
Ricardo García: http://carmherrero.blogspot.com/
Marta Gómez: http://mgomezgarrido.blogspot.com/
Fernando del Moral Regaldíe: http://byregaldiephoto.blogspot.com/
Lydia Fernández: http://lydiayelmundo.blogspot.com/
Paz Cornejo: http://pazcornejo.blogspot.com/
Jesús Urceloy: http://urceloco.blogspot.com/
Julio Castelló: http://juliocastello.blogspot.com/
Víctor Zalalla: http://victorzalalla.blogspot.com/

Gracias a todos por mostrarme rutas que seguir cuando necesito salir de mi habitación y por abrirme vuestro cuarto de estar. Gracias también a Noemí y a todos los autores que ella ha premiado y a los que también sigo. Gracias mis lectores, a todos los que entráis a compartir esto conmigo, y gracias a todos los que os detenéis un momento a escribirme algo a mí. Gracias por hacer que cada día abra el blog con ilusión y cada semana piense en algo que escribiros. Ojalá esto dure mucho.
Besos y flores para todos.

miércoles, 1 de junio de 2011

Final de curso




¡¡ Ojalá podáis venir todos!!