"Aquí, como en el acto religioso, en el amor, en la acción moral y en el conocimiento, me trasciendo a mí mismo y en ninguna otra actividad logro ser más yo" (C.S. Lewis)




"...con la sensibilidad de quien no tiene piel y lo siente todo, pero aguanta el golpe para contarlo." (Manuel Rivas, Las voces bajas)






viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

Espero que todos paseis una buena noche y que el 2011 nos traiga a todos un montón de poesía y momentos mágicos.


Un abrazo


Bego

martes, 14 de diciembre de 2010

A veces,
me gustaría que me salvaras,
ni siquiera sé de qué.
De los truenos, quizás,
de tener miedo,
de no saber cómo enfocar la lucha.

De rendirme.





martes, 7 de diciembre de 2010

Recital Noviembre "by Regaldie"




Os esperamos de nuevo el domingo12, a las 18:00h en "El Café Doré", y a las 20:00h en "El Gato verde"

martes, 30 de noviembre de 2010

 
Luz naranja y palomitas de colores.



Nos sentamos en el sofá y jugamos,

como niños,

mientras la ciudad se congela ahí fuera.



Al compás de la risa, algo se derrite por dentro y

libera olores de musgo húmedo y madera crepitante,

de ocaso suave

y lento

como una hoja ocre que se desprende.



En estas tardes azules de domingo

hay algo que me lleva muy lejos.

Calor naranja que, a veces,

me desborda los ojos.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Silencio

La noche queda fuera.

Yo estoy protegida por palabras y la noche

queda fuera.

Con sus ramas amenazantes,

con las arañas que intentan trepar por mis muslos

y no pueden;

la noche queda fuera.


Dentro,

las letras se arremolinan

en frases que acarician el estómago y hacen

que los relojes se detengan,

hacen que los relojes se fundan

en una espiral de tiempo robado.





Desde una esquina ajena nos observo,

veo como tú y yo

nos vamos fundiendo poco a poco.

Sombras porosas unidas por el centro

nos estamos convirtiendo en uno.



Lo miro,

como si no me afectase,

mientras navego en mis ríos de tinta y

le pido a un verso que no haga ruido y aprenda

del silencio envolvente de los relojes rotos.

Le pido a una rima que se calle

para que nadie interrumpa este momento,

para que nadie ponga una nota discordante

en este instante de infinita ternura.

Silencio.

viernes, 5 de noviembre de 2010

A veces, hay sueños que se cumplen y te absorben como en una espiral. Sin embargo, para no perder lo que somos, necesitamos seguir bebiendo de la fuente de la eterna juventud.

Por eso, este domingo, el grupo de Otras Palabras os espera de nuevo en su Tertulia, en el Café Doré, a las 18:00h, y en otro de sus recitales en "El Despertar", a las 20:00h. Todo, en la calle Torrecilla del Leal.
Os espero allí para que bebáis de la fuente de los sueños conmigo.

domingo, 24 de octubre de 2010

Para que el lunes cueste menos...

Siempre está bien empezar la semana con un poco de poesía.
Os esperamos Pablo Rioja y yo en Libertad 8 a las 20:00, el lunes 25, con un poco de poesía y un poco de música.

Ojalá podais venir.

lunes, 18 de octubre de 2010

Es la vida a través de una ventana.

Un borde de madera enmarcando el otoño

y las hojas de oro desprendiéndose.


Yo también quiero volar en el viento

con sus alas grises preñadas de cristales .

Pero ya es de noche y las hojas

ocres empiezan a dormirse

en la madrugada blanca de la escarcha.



Y son los álamos que ríen hacia el cielo

guiñándole los ojos a mi infancia,

una infancia de manoplas y nieve

de gorros y váho

de olor a chimenea y pinos húmedos.



Y es el cielo blanco que pliega

su sonrisa más nostálgica

por la niña de las trenzas

que no encontraba setas en octubre

y saltaba entre las nubes de mosquitos.



Es la niña que dormías en tus brazos

y bañabas en sirope los domingos

esa niña mimada, consentida

que venía a contarte las historias

que se habían quedado sin final.

La que soñaba príncipes y escribía gorrionesla que daba vida a lo que no quería perder.

La misma que ahora

se esconde en la ventana

y ve caer las hojas del otoño

entre las voces de un país lejano

donde sigue añorando

dormir entre tus brazos
y el próximo domingo
para untarlo de nata.



domingo, 3 de octubre de 2010

Tertulia "Otras Palabras" 2-10-2010

Acabo de volver de un sueño de principios de otoño y caricias de agua.

Era un sueño donde estaban mis amigos, los de siempre, los que reparan los versos de mis alas cuando me caigo. Junto a ellos, junto a nosotros, aparecían palabras nuevas, y dibujos, y música que iban fortaleciendo el armazón de mi cuerpo para volar más alto.

El sueño tenía todas las coordenadas que asociamos a las cosas reales. Espacio: Café Doré, en la calle Torrecilla del Leal. Tiempo: Dos horas, de 18:00 a 20:00, el primer domingo de cada mes. El sueño tenía planes y conciencia de continuidad, tenía risas y vino, tenía ganas de ser sueño.El sueño tenía varios nombres: Carmen, Ricardo, Rocío, Miguel Ángel, Jorge, Irene, Cristina, Mariano, Víctor y Begoña.

Antes de despedirnos, me he escuchado decir: “esta es mi vida” y alguien me ha dicho que no, que es tan sólo una parte de ella.

Ahora estoy en casa, acurrucada en el calor mientras fuera sigue lloviendo. Mientras escribo, el resto de mi vida deambula por la casa y otra parte, más oscura, amenaza con la llegada del lunes. Y yo sigo pensando: “esta es mi vida”.

Hace un par de meses, escribí “dime cómo vences el gris de cada día y te diré quién eres”. Y yo me agarro a mis versos de agua, a mis planes etéreos, a mis ganas de comerme el mundo. Y mis amigos, los que me remiendan las alas, me repiten que puedo hacerlo y refuerzan mis versos con rima asonante, con dibujos de silencio y melodías de piano. Y yo, llego a casa y me acurruco en unos brazos a los que cuento cómo vamos a remontarnos a las nubes. Y, entonces, la mañana del lunes deja de importar y, en lugar de ser una carrera de obstáculos contra el Lindo Pulgoso, es sólo un cuento de Poe, una ilustración de Valeriano Bécquer y una conversación agradable con un montón de gente que quiere aprender.

Así que sí, esta es mi vida. Porque hay sueños que hacen vivir y este es uno de ellos.

Muchas gracias.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Seguimos...



Y como venimos con ganas de comernos el mundo y de dejar que el arte fluya más que nunca por nuestras venas y nos haga soñar y buscar la belleza cada día de la semana y cada segundo del día, volvemos con una tertulia artístico literaria en la que contamos con todos vosotros. Os esperamos el domingo, en el Café Doré:


martes, 28 de septiembre de 2010

Presentación del número 16-17 de Otras Palabras





La magia necesaria para resucitar otro lunes y vencer a los diablos grises.Muchas gracias a todos por estar ahí.

viernes, 24 de septiembre de 2010

jueves, 23 de septiembre de 2010

La próxima vez que me abraces
voy a cerrar las piernas en tu espalda.
Después te haré sudar,
te fundiré conmigo;

y, cuando te hayas hecho líquido en mis labios,
te beberé a grandes tragos,
para que no puedas irte.




sábado, 11 de septiembre de 2010

Presentación del nuevo número de Otras Palabras

Nos hacemos mayores y septiembre ya no es lo que era.



Nos hacemos mayores y la vida se nos llena de cosas absurdamente prácticas. Y entonces, dedicamos todo nuestro tiempo a trabajar, a comprar comida, a limpiar la casa y a rellenar papeles que nos permitan seguir trabajando y comiendo y limpiando la casa. Nos hacemos mayores y el reloj nos devora, sin contemplaciones.


Por eso, ahora, que somos mayores, a veces los meses nos juegan una mala pasada y lo que tenía que ser junio se convierte en septiembre.


Pero hacerse mayor también implica tener más fuerza, ir a donde quieras, poder más, ser más libre. Si la gente mayor no perdiera la imaginación y las ganas de volar y alcanzar lo imposible, crecer no sería tan malo.


Y nosotros nos hemos hecho mayores, y Otras Palabras se ha hecho mayor y ya va al cole y tiene facebook. Pero a ninguno se nos han roto las alas. Por eso seguimos abrazando árboles para hablar con las hadas y esperamos a Campanilla con un pensamiento alegre para que nos eleve de la mano.


A nosotros no se nos han roto las alas. Por eso, cuando junio se convierte en septiembre, septiembre se llena de flores y esa pequeñita, que ya casi tiene diez años, que ya tiene blog y facebook, se lava la cara y sale de su cajón para saludar a todos sus amigos.


Así que allí os espera el nuevo número de Otras Palabras, para celebrar que se va haciendo mayor, pero sigue teniendo motivos para soñar y salir a la luz.

Domingo 26 de Septiembre, a las 20:30 en "El Despertar", C/ Torrecilla del Leal, nº 18. Metro: Antón Martín

viernes, 3 de septiembre de 2010

Deudas. Ensayo de microcuento.



Y sin embargo, el mundo seguía siendo el mismo una hora después, y ella estaba allí sola, en un hotel viejo y sucio, mirando un techo gris, descascarillado y angustioso. Sola, porque ya era tarde y había que marcharse, porque no era tan fácil cambiarlo todo de repente, porque las cosas son como son…Y porque ya no se debían nada.

viernes, 27 de agosto de 2010

Este verano he conocido a una sirena. Me he bañado con ella y he saltado con los delfines por encima de las olas (cuando las olas te empujan, el viento te acaricia la cara y parece que vuelas).

Este verano me he reencontrado con los duendes que dan sentido a todo lo que pasa y que, año tras año, me recuerdan la esencia de sal que respira en mi alma.

He volado un poco, he reído mucho y he dejado que esa pátina dorada que deja en la piel el descanso fuese cubriendo todos los pliegues de mi cuerpo.

Quería volver y escribir algo bonito acerca de la arena plateada, del cabo del fin del mundo.

Sin embargo, esta mañana una esquina de asfalto me ha robado las palabras y el oro ha empezado a desvanecerse bajo la luz mortecina de una lámpara. Aquí no se puede bailar sobre la espuma. Septiembre cada vez tiene menos sentido.

El país de las sirenas

miércoles, 18 de agosto de 2010

Caricias de agua y besos de viento desde el país de las sirenas.

jueves, 22 de julio de 2010

Tengo un amigo que también es escritor. Hace poco leí en su blog “dime cómo es tu blog y te diré quién eres”, o algo parecido. Lo decía porque llevaba meses sin actualizarlo por sobresaturación de trabajo, estudios…la vida misma.
Ahora, me da miedo mirar mi blog y verlo tan solito, tan descuidado, el pobre; y me da miedo pensar que eso es lo que soy yo: un montón de papeles y de gestiones y de clases; un montón de deberes que se comen el sol y el tiempo y un blog vacío, que, en este lenguaje moderno y ciber en el que nos movemos, vendría a ser algo así como una inspiración seca y agrietada.
Sin embargo, también podría ser que este mes hubiese estado sentada en las olas escuchando el canto mortal de las sirenas, o puede que una bruja del desierto me hubiese llevado con ella a un castillo escondido y me hubiese traducido los jeroglíficos milenarios.
También podría ser que en este mes de cansancio mi cuerpo hubiese sido el blog en el que se escribían las palabras, que han estado cuidando de mí como, otras veces, yo he intentado cuidar de ellas. Tal vez, este mes no vale eso de “dime cómo es tu blog y te diré quién eres”.
Dime si tu piel está tatuada de palabras, dime si aun en los peores momento se te enroscan versos en las huellas dactilares, dime si hay una prolongación de ti que escribe incluso en sueños vocablos inconexos, dime si eres capaz de cerrar los ojos en medio de la rutina y sentir una caricia de aire. Dime cómo vences al gris prosaico de cada día, y te diré quién eres.

jueves, 17 de junio de 2010

Diosas de barro

Ya ves, así soy yo.
Sólo otra muñeca de porcelana rellena de serpientes.
Una trampa mortal,
una emboscada.

Así soy yo, ya ves.
Piel envenenada con fragancia de lirios,
canto de sirena en el bosque de las hadas,
la parca disfrazada con las alas de un ángel.

No soy nada más que eso,
un manojo de rosas frescas sobre una tumba de tierra húmeda.

lunes, 31 de mayo de 2010

Adelanto del nuevo número de Otras Palabras

A Momo por su sonrisa.
A Gorgochona por las flores.
A Ricardo García por escribirlos y darme excusa para explicar mi jardín.

VARIACIÓN DE MOMO, REFLEJO SUBJETIVO DE SUS PENSAMIENTOS O LA RAZÓN DE UN CUERPO TATUADO

Se me han acabado las sonrisas.
Me di cuenta una tarde macilenta de mayo
en que intenté sonreír
y escuché el ruido agrio
de cristales cayendo.

Se me han acabado las sonrisas.
En un gesto de luto involuntario
de una boca rendida y caprichosa.

Y no obstante, en conciencia,
no me gusta el alarde del vencido.

Y he cubierto mi cuerpo de rosales,
y he sellado mis labios con jazmines.
He sepultado así,
entre florestas,
la absurda mueca áspera que deja la amargura.

viernes, 14 de mayo de 2010

Feliz semana de las Letras Gallegas



Todos precisamos dunha patria á que regresar
cando a vida pesa demasiado.

Un espazo propio, íntimo,
onde cada recuncho nos coñeza, e garde
algún refugallo dos soños esquecidos.

Hai unha praia branca,
no norte,
á que vai o vento a descansar.

Hai unha duna suave,
no oeste,
onde as buguinas dormen
e as estrelas de mar se espreguizan.

Cando descubras que rompeu a miña alma,
que xa non puiden máis,
búscame alí, entre as areas.
No resplandor fugaz dalgunha cuncha
deixareiche o recordo dos meus ollos.
Para que sempre me sintas ao teu lado.
Para que nunca te asolague a soidade.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Muchas gracias por el cariño, por el calor, por las palabras, por la magia.
Gracias por la luz de súpernova que irradian los momentos de felicidad íntima.

sábado, 17 de abril de 2010


lunes, 12 de abril de 2010

Vestida para matar

Vestida para matar
con la sonrisa cargada
y los arcos tensados en los ojos.

Sensual.
Voluptuosa.
Sabes tejer con palabras la seda necesaria para la caza.

Después un roce casual,
un ligero contoneo
y una mirada entornada prometiendo la vigilia.

Ya son tuyos.
Se acabó.
Has ganado tú esta noche.
Escondido en el escote, el corazón quedó a salvo y has salido victoriosa.

Tú también puedes jugar
y anestesiar los sentidos
fingiendo que no te duele.

viernes, 26 de marzo de 2010

Mientras esperamos la primavera...


Veo, veo...

Tienes que buscarla en las cosas pequeñas.
Acecharla cuando no se da cuenta.
No descuidarte jamás.

Puede estar enroscada en el sello de la carta del gigante de un poeta;
en una luz de Navidad
o en un remolino de hojas.

Puede esconderse entre las páginas de un libro,
en un gorrión que se posa entre las ramas
o en el brillo de los ojos de un gato en la noche.

Puede esperarte en el beso del último sueño de la mañana,
o en el dulzor de la mermelada del desayuno de un domingo.


Tienes que buscarla dentro de ti.
En el pliego de tu cuerpo que se eriza en un abrazo.
En tu piel, cuando el viento la acaricia y se enreda en un tirabuzón
que va llenando tu espalda y tus oídos de secretos de aire.
En el sobresalto de tu estómago y el temblor de tu mundo en el instante de una caricia.
En tu lengua, cuando deshaces contra el paladar una pastilla de chocolate.
En los dedos que tocan el mar y las huellas que roban a la arena
el privilegio de tranquilizar a los caballos de espuma.
En los ojos que vuelan con las gaviotas.
En los pulmones llenos de sol.
En los labios que respiran su aliento y se tensan para explotar en besos eternos.


Tienes que buscarla en cada instante, en cada esquina del mundo.

Será difícil.
Puede parecer que nunca vas a encontrarla;
pero, a veces, la felicidad se dará a conocer.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Música blanca



A veces me acuerdo de tus manos

y dos corcheas blancas
resbalan por mis muslos
y erizan los pelos de mi nuca.


A veces, una clave de sol
se enreda en mis pestañas
y cae, como una lágrima,
en la comisura abierta
de mis labios cansados.


Y empapa mis palabras
con rima consonante
e impregna los sonidos
con un ritmo pausado.


A veces, una música lenta,
acompasada,
acaricia la corva de mis piernas,
y recuerdo tus manos
en versos asonantes
y lloro una sentencia
que sabe a poesía.


Yo no sé
cuántas lenguas
puede hablar un poema,
pero comprendo muchas
que a penas se conocen;


y acarician mi piel,
y acarician mi alma
con un ritmo calmado
de líneas transparentes,
con letras que se escriben
en pentagramas blancos.



Más y mejor...



Mañana, jueves 25 de Marzo, en "El Despertar" (C/ Torrecilla del Leal, nº 18, metro Antón Martín, a las 20:30).Recital de música y poesía a cargo de Begoña Regueiro y Pablo Rioja

jueves, 18 de febrero de 2010

Caronte


En el peor de los casos,
la muerte no es más que un grito que se desquebraja,
un eco que se pierde en el vacío.


No deberíamos temer a la muerte.

Aposentados en su impenetrable silencio,
son los muertos los que duelen,
los que arañan los tejidos internos y deshacen
el estómago en jirones.
Los que hacen pesado el vacío que rodea unos brazos estériles.


Son los muertos los que nos hacen daño.

El día que yo me muera, terminará, por fin, la lucha.
Y mi piel se hará ligera.
Manos de espuma, espalda líquida, sonrisa aérea.
Aceptar la derrota también es un triunfo.


Paz.

Queredme ahora que aún respiro.
Cerrad mis párpados con los labios, cuando me asusten las pesadillas.
No soportéis el mudo peso de mi cuerpo muerto y que, al ataúd,
lo arrastren los gusanos.
Pero dejadme que descanse ahora,
que estoy cansada,
y necesito otra piel donde esconderme.

Dicen que las palabras vencen al silencio.
Que una frase puede derrotar al olvido.
Dicen que la poesía saldrá victoriosa de la muerte.

¿Y a quién le importa?
Yo no necesito luchar con gigantes.
Mi enemigo me mira cara a cara.
Poesía, coge tu espada, vamos a seguir luchando con la vida.

Y eso es lo que haremos. Jugar con la muerte para vencer a la vida, siempre con la poesía como compañera.

Os esperamos en "El gato verde", C/ Torrecilla del Leal, 15 (metro Antón Martín), el domingo 21 de febrero, a las 20:00.

sábado, 13 de febrero de 2010

Inicio truncado de una historia

Es un hecho comprobado: existe gente de usar y tirar. No como los clínex o las maquinillas de afeitar (eso sería feo); tal vez podríamos llamarlos personas para una sola ocasión o para un momento dado. Como los vestidos de boda o de primera comunión. Son especiales y el día que te los pones es como si todo fuera diferente, como si una fuera la protagonista escultural e imposible de una película de Hollywood, centro de miradas y comentarios halagüeños. Son vestidos que nunca pierden la magia, y en el fondo del armario, con su funda cubriéndolos cuidadosamente, son recordatorio permanente de lo perfecto realizable; se convierten en espacio inexcusable de la melancolía y la nostalgia. Quizás, entonces, sería más justo y más correcto llamarlos personas de usar y guardar; de guardar lejos, donde su perfección no deslumbre e impida la vida en la medianía cotidiana de lo gris, pero donde sean accesibles en los momentos de necesidad suprema de la luz.