"Aquí, como en el acto religioso, en el amor, en la acción moral y en el conocimiento, me trasciendo a mí mismo y en ninguna otra actividad logro ser más yo" (C.S. Lewis)




"...con la sensibilidad de quien no tiene piel y lo siente todo, pero aguanta el golpe para contarlo." (Manuel Rivas, Las voces bajas)






martes, 21 de agosto de 2012




En este momento todo deja de ser real;
también tu piel,
tus labios.

Todo desaparece
para que la angustia recupere sus dominios.



6 comentarios:

  1. Y que después la angustia deje paso a esa sonrisa nueva que aparecía en la publicación anterior :) Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  2. Que así sea, y que lo celebremos juntas.

    Muchas gracias, preciosa.

    Mil besos

    Bego

    ResponderEliminar
  3. en este cúmulo de conexiones físico-qímicas q ha veces s apodera del alma y nos gobierna, reivindico el derecho a usar el hecha si es preciso para cortar las cabezas d la angustia (o a irla diluyendo con dosis importantes de sueños e ilusiones), a no dejarle q se enseñoree en exclusiva d nosotros, a q ocupen su espacio tb el resto d sensaciones...y a q no duelan tanto piel y labios ausentes...
    trébol al borde del camino

    ResponderEliminar
  4. Cuando crecen los sueños, desaparecen el miedo y la angustia...¿no? Eso dicen por ahí...
    Poquito a poco, cada sensación recuperará su espacio propio...

    Mil besos

    Bego

    ResponderEliminar
  5. a la angustia hat que encerrarla con dos vueltas de llave, y aún así tenerla controlada porque usa ganzúa, pero bueno, vivimos en un mundo de contrastes, y sin una cosa no conoceríamos su contraria. Feliz día

    ResponderEliminar
  6. Sí, hay que encerrarla con dos o tres vueltas de llave y, por si acaso, hay que tener a mano algún antídoto, como las risas, los besos...
    Mil besos y feliz día para ti también.

    ResponderEliminar