"Aquí, como en el acto religioso, en el amor, en la acción moral y en el conocimiento, me trasciendo a mí mismo y en ninguna otra actividad logro ser más yo" (C.S. Lewis)




"...con la sensibilidad de quien no tiene piel y lo siente todo, pero aguanta el golpe para contarlo." (Manuel Rivas, Las voces bajas)






domingo, 21 de noviembre de 2010

Silencio

La noche queda fuera.

Yo estoy protegida por palabras y la noche

queda fuera.

Con sus ramas amenazantes,

con las arañas que intentan trepar por mis muslos

y no pueden;

la noche queda fuera.


Dentro,

las letras se arremolinan

en frases que acarician el estómago y hacen

que los relojes se detengan,

hacen que los relojes se fundan

en una espiral de tiempo robado.





Desde una esquina ajena nos observo,

veo como tú y yo

nos vamos fundiendo poco a poco.

Sombras porosas unidas por el centro

nos estamos convirtiendo en uno.



Lo miro,

como si no me afectase,

mientras navego en mis ríos de tinta y

le pido a un verso que no haga ruido y aprenda

del silencio envolvente de los relojes rotos.

Le pido a una rima que se calle

para que nadie interrumpa este momento,

para que nadie ponga una nota discordante

en este instante de infinita ternura.

Silencio.

12 comentarios:

  1. Primero leida en la intimidad, luego declamada para conocimiento por aquí... Preciosa. Llega. Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. soy de la opinión de fernando, begoña gana en la relectura...
    silencios, detención del tiempo...
    me encanta el silencio de la mañana
    cuando nada perturba el espacio de la ciudad
    alguien hace cosas en casa
    observo
    silencio en sus pasos y en sus manos
    es mujer
    hay suavidad en su cadencia
    trb

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso el silencio de la mañana y me atrevo a añadir el de la noche, cuando parece que todo duerme pero aún se pueden escuhar voces o música a ráfagas que sale de algún coche...retazos de vida para cazar al vuelo...

    Bs

    ResponderEliminar
  4. como aqella noche q, bajo mi ventana, una joven puta rumana, desesperada, se negaba a dejar marchar a su amado-cliente y bajo la lluvia gritaba y lanzaba los zapatos a la carretera...
    cont., claro
    trb

    ResponderEliminar
  5. Jajajja...sí, cuenta, cuenta...
    qué interesantes los ruidos de la noche...
    Cuando estaba en la carrera, a veces me quedaba estudiando hasta tarde y, cuando todo el mundo estaba durmiendo, escuchaba los ruidos de la calle y jugaba a imaginarme qué estarían haciendo, por qué estaban allí...

    Besos con nocturnidad

    ResponderEliminar
  6. ...pues verás, la escena se repitió varias noches
    ella no qería dejarlo ir
    era realmente emotivo
    ella se desesperaba
    un día se puso, fuera de sí, a lanzar por la calle todo lo q llevaba en el bolso!! llaves, dinero, móvil, maqillaje, etc.........
    cont.

    y con un poco de alevosía por favor (el beso) jajajajaja

    ResponderEliminar
  7. Pobrecilla...

    Vaaaale, besos con alevosía ;)

    ResponderEliminar
  8. hubo de todo, ambulacia, ertzaintza, era tan duro verla sufrir bajo la lluvia...

    total te van a declarar culpable de todo jajaja

    trb

    ResponderEliminar
  9. Sospechan de nosotros. Ha pasado
    el primer autobús, y nos sorprende
    en el lugar del crimen,
    desatados los cuellos y las manos
    a punto de morir, abandonándose.

    Nos da el alto la luz,
    sentimos su revólver por la espalda,
    demasiado indeciso,
    su temblor en nosotros, encubierto
    bajo el pequeño bosque de las sábanas.

    ¡Corre!
    ¡Coge el amor y corre cuerpo adentro!
    Hay un desfiladero sin leyes en los labios,
    un laberinto ardiendo de salidas.
    Mira tu corazón o tu cintura,
    ese castillo en alto
    que mis muslos coronan como un lago de niebla.

    ¡Corre!
    Atiende sólo al viento de la piel
    pasando y regresando.
    y que suenen las ráfagas,
    que suenen los disparos,
    que las sirenas suenen a tu espalda.

    (Luis García Montero)

    Ya ves... la culpa siempre es suya, jajajajaajajajajajj,


    Besos,
    Carmen

    ResponderEliminar
  10. Alegatos.... "eran mis labios o mi vida"...


    En el lugar del crimen

    Más allá de la sombra
    te delatan tus ojos,
    y te adivino tersa,
    como un mapa extendido
    de asombro y de deseo.
    Date por muerta
    amor,
    es un atraco.
    Tus labios o la vida.

    (Luis García Montero)

    ResponderEliminar
  11. Preciosos...como siempre...
    Ay este Luis nuestro, cuántos disgustos y cuántas alegrías nos da...jaja.

    Gracias, preciosa

    ResponderEliminar