"Aquí, como en el acto religioso, en el amor, en la acción moral y en el conocimiento, me trasciendo a mí mismo y en ninguna otra actividad logro ser más yo" (C.S. Lewis)




"...con la sensibilidad de quien no tiene piel y lo siente todo, pero aguanta el golpe para contarlo." (Manuel Rivas, Las voces bajas)






jueves, 17 de noviembre de 2011

Poesía y cultura como defensa contra la frustración (Devenir en Libertad, 16 de Noviembre de 2011)




Todos necesitamos que nos salven, que nos defiendan alguna vez. Yo lo he necesitado muchas.
Cuando me puse a pensar en la poesía como defensa ante la frustración, lo primero que me vino a la mente fue,  ¿qué tipo de frustración? ¿de qué frustración nos salva la poesía? En realidad la respuesta era fácil y vino a mi mente de forma inmediata:
-          La poesía nos defiende de la frustración a la que nos somete el tiempo
-          La poesía nos defiende de la frustración que nos produce la muerte
-          La poesía nos defiende de la frustración en la que nos sume la indiferencia y el conformismo.
-          La poesía nos defiende de la frutración que nos produce el miedo
-          La poesía nos defiende de la frustración que traen de la mano la enajenación y el adocenamiento.

La poesía nos defiende de la frustración porque nos ofrece un lugar de descanso.


La poesía nos defiende de la frustración a la que nos someten el tiempo y la muerte

Porque decían los románticos que el tiempo va quitándole los velos a la realidad hasta dejarnos un armazón desnudo, feo y desagradable, pero la poesía nos permite poner cada cosa en su sitio, que todo esté donde tenía que estar y permanezca allí. Porque la poesía nos permite congelar los instantes que queremos, que necesitamos conservar grabados en la retina o en una esquina de nuestra alma. Porque los sueños que no cumplimos, las decisiones que no nos atrevimos a tomar, pueden saltar y hacerse reales en un verso en el que, de repente, todo recupera el equilibrio. Porque el tiempo no pasa por las palabras, y las palabras pueden ser el recipiente de nuestros deseos.

La poesía nos defiende de la frustración en la que nos sume la indiferencia

Porque la poesía es un arma cargada de futuro. Porque sólo el pensamiento nos impele a la marcha y no nos deja quedarnos rezagados. Porque el que conoce, el que se deja empapar por la cultura y se deja estremecer por la poesía, no puede quedarse parado, y la acción para intentar el cambio es el primer antídoto contra la frustración.
Pero, ¿la indiferencia de verdad nos frustra?,¿qué hay del árbol de la vida y el arbol de la muerte? ¿es verdad que el conocimiento nos hace plantearnos cosas que nos producen desasosiego? ¿es cierto que ese desasosiego nos aleja de la felicidad o, en realidad no acerca a una felicidad más plena, más consciente, una vez que hemos llegado a atisbarla?. Creo que la injusticia, el dolor, son realiadades que están ahí para todos, que producen frustración a todos…y por eso, hay que vencerlos.

-          La poesía nos defiende de la frutración que nos produce el miedo
Porque, a veces, nos atrevemos a decir en un papel lo que no nos atrevemos a hacer; porque en el papel, el abismo asusta menos y, así, de algún modo vamos conjurando fantasmas por medio de las palabras y vamos ensayando el salto definitivo.

-          La poesía nos defiende de la frustración que traen de la mano la enajenación y el adocenamiento

Porque nos hace volver a nuestro centro y nos cambia. Porque reestructura nuestra mente y la abre hacia el otro, pero desde dentro, desde una nueva representación del mundo que sólo es posible desde las cosas que se viven a fondo: la poesía, la cultura, que nos obligan a ser nosotros mismos, a pensar por nosostros mismos y a desarrollar un pensamiento crítico desde el que juzgar lo que nos rodea sin dejarnos modelar por los que quieren recortar nuestra capacidad de visión.

-          La poesía nos defiende de la frustración porque nos ofrece un lugar de descanso.
Porque tampoco es desdeñable la evasión cuando la necesitamos para coger más fuerza. Porque también son necesarios los oasis en los que descansar y en los que empaparnos de la belleza, para no perder de vista el objetivo. Porque, a veces, cuando la vida pesa y la frustración ahoga es necesario tener un lugar en el que esconderse.

La cultura, la poesía son salvación, son defensa para todos. Porque amplían nuestra visión del mundo y nos defiende de nuestra propia pequeñez y egocentrismo, y, así, sólo así, somos capaces de ver las cosas con perspectiva, somos capaces desarrollar una conciencia sobre lo que nos rodea,  somos capaces de juzgar críticamente el mundo en el que nos ha tocado vivir, y así, sólo así, seremos capaces de intenervenir en él. Porque la cultura y la poesía nos ofrecen los modelos, los ideales hacia los que caminar; los caminos por los que podemos hacer del mundo un lugar mejor.
Sí, por medio de la cultura podemos cambiar el mundo. Por medio de la educación, podemos cambiar el mundo y sólo con decir esto ya estaría dicho todo, porque, entonces, la cultura podría liberarnos de todas las frustraciones.


12 comentarios:

  1. chapeau! ole! hori dek! great!!!
    thanks, pretty poet
    trb

    ResponderEliminar
  2. pues estoy contigo, la poesía, la literatura en general, habría que recetarla en sobres monodosis 3 veces al día. La tuya 4. Salud

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los dos.
    Rescatémosla entonces, toda la literatura, toda la cultura y, quiza, consigamos un mundo diferente.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. con cada palabra
    con cada reflexión
    con cada sentimiento de humanidad
    ya estamos haciendo q la barbarie no triunfe
    gracias de nuevo
    trb

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que hayas podido exponer lo que tenías preparado... me gusta ;) Un beso

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, guapa. Ya que estaba...jeje.
    Mil besos
    Bego

    ResponderEliminar
  7. suerte con la revista
    con las ganas q le echáis!
    muuuuaaaaaaaa!
    trb

    ResponderEliminar
  8. Va a salir preciosa, seguro,y la presentación el día 17 seguro que también sale estupenda...Ojalá pudieras verlo, pero, ya sabes, guardaré un número en una caja para ti...

    Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  9. y yo te guardo el artículo sobre delmás...
    y muchas cosas más...
    trb

    ResponderEliminar
  10. Vamos a tener muchas cosas que darnos tú y yo el día que nos veamos...

    Mil besos

    ResponderEliminar
  11. no imagino intercambio más lindo...
    mua!
    trb

    ResponderEliminar