"Aquí, como en el acto religioso, en el amor, en la acción moral y en el conocimiento, me trasciendo a mí mismo y en ninguna otra actividad logro ser más yo" (C.S. Lewis)




"...con la sensibilidad de quien no tiene piel y lo siente todo, pero aguanta el golpe para contarlo." (Manuel Rivas, Las voces bajas)






lunes, 28 de enero de 2013

Por si a alguien le queda cerca, jeje






La Carbonería de Sevilla y la colección Devenir de Poesía y Ensayo  se complacen en invitarle,
dentro del ciclo “Con Miguel Hernández”,  
a la escenificación poética, lectura y coloquio del libro:

DIOSAS DE BARRO
de Begoña Regueiro

Presentan: Francisco Lira y Juan Pastor

Lectura y escenificación poética realizada sobre el libro por el grupo “Otras palabras”
Intervienen Marta Gómez Garrido, Patricia López Fernández, Andrea Rodrigo Salcedo, con material tanbién de Patricia Barrera Velasco, Antonio Flórez y Víctor Zalalla.

El acto tendrá lugar en La Carbonería de Sevilla
Sábado día 2 de febrero de 2012 a las 20:30 horas.
Calle Levíes, 18 - 41004 Sevilla

8 comentarios:

  1. Buenos días, preciosa.


    En esa calle pasé dos años en una vieja pensión para
    estudiantes pobres rodeado de buenos amigos.

    Estaré en espíritu disfrutando de los poéticos latidos
    de tus bellos poemas. También asistirán al banquete
    poético antiguos camaradas de fatigas.

    Te incluyo una composición que me inspiraste desde
    la atalaya del acantilado de la que seguro gozarás
    próximamente cuando caliente el sol.

    OCEÁNICA

    Dos alas de alcotán batiendo los hemisferios líquidos de
    un dorso hecho vaivén en el silencio, delirios sofocados
    en espumante sábana.

    Áncoras de topacios y berilos clavados a la glauca soledad
    del horizonte.
    Destello ensimismado de verdes noctilucas girando en
    torbellinos de alción.
    Raudos albatros taladran el atolón del viento y amerizan
    en el desmelenado cristal celeste.
    En el ocaso submarino, despojos de corales, agua y sal
    en turbión ambarino, resbalan por una estela de añil
    hacia el oasis nocturno de fondos abisales.

    La inalcanzable luna, espejo insolidario de mirada imprecisa, despliega el manto negro de la noche, cubre
    nuestros desgarros líquidos y nos abisma en un remoto
    ensueño de etéreo rumor enamorado, mecido y acunado
    por los brazos del mar.

    ***
    Que te lo pases muy bien. Saluda a todos de mi parte
    pero no les digas quien soy.

    Abrazos Jose - jorobla motril

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Jose.
      Qué sitio tan bonito para pasar un par de años...
      Todo salió de maravilla.

      Muchos besos

      Bego

      Eliminar
  2. preciosa composición oceánica, jorobla!
    yo tb t deseo felices momentos en la perla del wad al qbir! jejeje
    y tómate unas tapas por santa cruz! (ufff mi viaje d fin d carrera empapado de fino......)
    q las diosas expandan su hechizo por tós laos!
    trb
    síiiiii, muxuak muxuak muxuak muxuak!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Hechizos por todos los rincones de Sevilla, con la luz dorada de fondo...

    Mil besos.

    Bego

    ResponderEliminar
  4. Me alegro un montón queridísima Bego, Sevilla siempre
    fue la ciudad del amor, del jazmín y del azahar.
    Santa Cruz y los Jardines de Murillo son un pellizco
    de ilusión y fantasía, el perderse por sus estrechas
    calles y amanecer en Alcalá de Guadaira es algo que
    no tiene descripción.

    Enhorabuena a Trifo por su exitoso fin de carrera, me
    gustaría celebrarla con el y contigo en cualquier
    establecimiento de Triana junto al wad al qbir.

    Besos jos -

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Jose...jaja...vamos a tener que celebrar muchas cosas...
      Mil besos

      Bego

      Eliminar
  5. Hay que reconocerlo... daba mucho miedo al principio. Frío, oscuro...una carbonería abandonada. Pero después llegó la gente, su calor, se encendieron las luces y los poemas dieron banda sonora a un recinto casi mágico.

    Muy bonito, bonita :)

    ResponderEliminar

  6. Jajajaja...sí, daba miedito...y luego había muchos nervios...pero gracias a vosotros fue posible que llegase la magia.

    Mil besos, mi niño.

    ResponderEliminar